» » EL 2015 SE VISTE DE COLOR MARSALA

EL 2015 SE VISTE DE COLOR MARSALA

Publicado en: Noticias del sector | 0

Los colores son parte importante en nuestra vida. Todos experimentamos que los colores generan sentimientos. Alegría, tristeza, melancolía, nostalgia y muchas variantes más y por esto las tendencias en los diferentes aspectos que constituyen nuestra vida diaria se identifican o se representan por un color.

A partir del año 2000, Pantone, empresa líder en la codificación de colores, ha decidido elegir el color del año, con todas las derivaciones que esto implica en el mundo de la moda, de la decoración y en todos los aspectos que rodean al ser humano.

El color elegido en el 2015 es el Marsala, que toma su nombre de un vino reconocido del municipio de Italia del mismo nombre situado en la isla de Sicilia, y que se mueve entre una tonalidad rubí  terroso y el bordó.

Pantone marsala

La directora ejecutiva del Instituto Pantone, Leatrice Eiserman, lo identifica como un tono sutilmente seductor que nos atrae con su cálido abrazo.

Las raíces de color marrón rojizo del Marsala se asocian con una terrenidad sofisticada y neutral, y se considera por el jurado que ha seleccionado el color que enriquece nuestro cuerpo, mente y alma.

Veremos derramarse este color por todo el planeta sobre nuestra vestimenta, nuestros accesorios, las alfombras, el mobiliario, la decoración de los ambientes, la gráfica y el diseño.

La consecuencia viral del estudio que especialistas realizan durante un año, tratando de encontrar la esencia de los sentimientos que conducen las acciones de los seres humanos en este momento de la civilización, es enorme y la utilización del Marsala se considera un signo de modernidad y de actualidad.

Como toda sentencia de un jurado, donde existen opiniones subjetivas y sentimientos , no todo el mundo de la moda y el diseño está de acuerdo con esta elección de Pantone y habrá que observar el medio ambiente para evaluar el resultado y la aprobación de la gente, que como siempre, en definitiva es el que da su veredicto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *