» » ¿SE DESVANECE LA BURBUJA DEL LIBRO DIGITAL?

¿SE DESVANECE LA BURBUJA DEL LIBRO DIGITAL?

Publicado en: Noticias del sector

Todos los pronósticos apuntaban que a finales de esta década, las ventas de libro electrónico en Estados Unidos superarían a las de papel, pero según los datos de 2014 las cifras de crecimiento del formato electrónico se estancan, esta tendencia ya apuntada en 2013 no hace sino confirmar este hecho.

Según el último informe Nielsen Books & Consumers, publicado por la revista Publisher Weekly, el crecimiento de la venta de libros digitales descendió hasta el 21%, cuando los resultados del primer semestre situaban el mismo en un 23%. En contrapartida, el libro impreso de tapa blanda subió del 42% al 43% en el mismo período y la tapa dura llegó al 25%.

Print vs Online

Por temas, los libros digitales más vendidos son los de misterio (32%) y de amor (36%), aunque también en este segmento el libro impreso mantiene su liderazgo (37% y 52%, respectivamente) y para sorpresa de muchos el informe muestra que los libros digitales pierden terreno en literatura juvenil.

En España  frente a la pregunta "¿Prefieres un libro impreso o un e-book?" dirigida a 1.600 jóvenes españoles de edades comprendidas entre los 15 y los 25 años, respondieron afirmativamente un 65% ¿Los motivos? La venta de segunda mano, la textura del papel, su olor, la posibilidad de coleccionarlo, la de compartirlo o llenar las estanterías, un cierto fetichismo inconsciente…

En el Reino Unido sigue el auge de libros físicos para niños y ahora uno de cada cuatro títulos que se vende es literatura infantil.

La preferencia de los jóvenes por el papel la confirman otras encuestas. The Bookseller recoge que el 73% de los lectores entre 16 y 24 años prefiere el papel, otro sondeo de la consultora Nielsen señala que sólo el 20% de los norteamericanos de 13 a 17 años compra libros digitales, frente al 23% de los de 18 a 29 años y el 25% de los de 30 a 44 años.

En España, el libro digital es muy poco aceptado. Según la encuesta del CIS realizada a 2.477 personas mayores de 18 años el pasado diciembre, el 79,7% de los lectores asegura que prefiere leer libros en papel que en pantalla. El porcentaje sube al 80,1% en las edades de 18 a 24 años, mientras que el número de españoles que muestra su poca o nula predisposición a leer libros electrónicos en el futuro es muy alta: el 46,6%.

Parece claro que quien tenía que liderar el cambio del papel por la pantalla no está sucumbiendo totalmente a sus encantos y puede pasar que se vaya produciendo una redistribución, una cohabitación deseable ya que no en vano cada formato aporta ventajas inalcanzables por el otro y así como un formato digital nos puede aportar un dinamismo multimedia y una interactividad atractiva, numerosos estudios señalan que lo leído sobre papel se retiene mejor en la memoria que si es leído en pantalla. Otro informe de la University of Texas Southwestern Medical Center señala que leer antes de dormir usando una pantalla activa, es decir, que emite luz (como la de las tabletas o smartphones), altera el ritmo biológico y puede provocar que tardemos más en conciliar el sueño, todo ello sin olvidar las anteriores razones que los jóvenes valoran del libro tradicional.

En conclusión, cuando celebremos el 600 aniversario de la invención de la imprenta moderna en 2040, creemos que el libro en papel seguirá gozando de una buena salud compartiendo su espacio con nuevas propuestas que los avances tecnológicos, con toda seguridad nos ofrecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *